Portada del sitio > Textos > Falsarios

Falsarios

Jueves 4 de mayo de 2017, por Horacio González

En el ejercicio falsario del concurso indiscriminado, el proyecto personalizado y las ideas ad hoc, los artistas utilizan las instituciones instrumentalizando el lenguaje del arte para un fin propio tan aparentemente aceptable, como ajeno a los objetivos de la institución cultural; la superviencia individual en un régimen de subalternidad. Durante cierto tiempo dicho utilitarismo cultural pudo suponer un gesto crítico hacia el sistema, una forma de bucear a contracorriente entre las grietas de la institución. Ahora no es así, el cambio exige compromiso con la posibilidad de una nueva institución de lo común, exige transformar radicalmente los comportamientos artísticos para acompañar, reivindicar y consolidar procesos, objetivos y funciones legítimas en el seno de una institución cultural depauperada por los usos espurios. Olvidar el momento histórico y continuar utilizando las instituciones, como si nada hubiese sucedido, es la forma mas violenta de asumir el papel de agentes del orden que los artistas han ejercido en el tiempo reciente.